miércoles, 21 de mayo de 2014

MISS ARGENTINA: HISTORIAS DETRÁS DE LA BELLEZA

(By Cristina Garbiero) En nuestro país el concurso se lleva a cabo desde 1928. En los primeros años la responsabilidad fue de la legendaria "Editorial Haynes", a través de su revista "El Hogar". 
Imposible olvidar que, también, lo organizó un súper "cool" de la época: Jean Cartier junto a su esposa, María Fernanda. Entre 1970 y 1980 la responsabilidad de la elección recayó en la exitosa Nelly Raumond. Y lo cierto es que, detrás de cada Miss Argentina, hay historias de vida que iremos descubriendo en esta sección del blog y que te asombrarán...

UNA MODELO DE JEAN CARTIER EN EL CONCURSO DE "MISS UNIVERSO"

Rosemarie Miss Argentina 1960 
En 1960, la Organización Miss Universo se dividió en dos y dio nacimiento a nuevo certamen mundial --bajo el título de "Miss Belleza Internacional"-- que continuó celebrándose en Long Beach mientras que el de "Miss Universo" se trasladó a Miami.
Esta separación de los concursos causó una sorpresiva elección de la representante de nuestro país para "Miss Universo" durante la primera semana de julio de 1960.
La gala tuvo lugar en el estudio número 1 del canal 9 (el de la palomita) y fue conducido por la popular Pinky junto al novato Jorge Franco y la colaboración del actor Ángel Magaña.
Con un jurado integrado por 10 personalidades --y sólo 100 invitados-- la elección se realizó entre 8 postulantes entre las que se encontraba Claudia Lapacó que, tiempo después, se convertiría en una exitosa actriz y se casaría con Rodolfo Bebán.
Con 7 votos se proclamó como "Miss Argentina para Miss Universo" a la rubia modelo Rosemarie Allers quien casi se desmayó al escuchar su nombre.
La nueva soberana, cuyo verdadero apellido era Lincke (el de Allers era un seudónimo), tenía 22 años, ojos verdes, 1.66 de estatura y las clásicas medidas 90-60-90.
La novena edición del concurso "Miss Universo" tuvo lugar en Miami (Estados Unidos). Participaron 43 candidatas y la corona fue para la estadounidense Linda Bement, de 18 años.
Rosemarie lamentablemente no alcanzó a clasificar entre las semifinalistas y, a su regreso a Buenos Aires, continuó trabajando como modelo para Jean Cartier y su programa "El arte de la Elegancia".

No hay comentarios:

Publicar un comentario